coworking post-covid19

Coworking covid-free

Estamos deseando volver a trabajar si es que hemos dejado de hacerlo como consecuencia de la pandemia por Coronavirus. El Covid-19 nos dejó a todos en k.o. técnico y no supimos por donde nos venían los golpes primero a la salud y a los sistemas sanitarios y después, al trabajo y al sistema económico y empresarial de nuestro país (y de todo el Mundo en general). Una vez superado el primer escollo o al menos, controlado en mayor medida (el de salud y sanidad) toca ponerse y mucho las pilas con el trabajo.

Hay que retomar porque aunque hayamos estado trabajando, lo hemos hecho a otro ritmo, con otro fuelle, el que nos dejaba la situación que tanto nos ha afectado emocionalmente. Tenemos que ponernos las pilas y asegurarnos que estén bien cargadas porque si no, va a costar mucho salir de esta.

Desde incluso antes del estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo de 2020 (será una fecha difícil de olvidar) muchos decidimos (sobre todo los autónomos) por cuenta propia, sumarnos al teletrajo. Quizás porque hay quien teniendo hijos y estos no acudiendo al colegio, había que estar a su cargo o quien pudiendo trabajar desde casa, hizo lo más responsable y movió su oficina a su salón o sala de estar (hay quien ha tenido incluso que conectarse desde el baño porque era el punto de mejor Internet).

El teletrabajo está genial y nos ha proporcionado la oportunidad de, en tiempos muy difíciles y de casi “guerra”, poder seguir trabajando y que nuestras actividades no cesaran. Pero no es lo que a todos nos gusta constantemente en términos generales. El ser humano es de compartir, de relacionarse, de estar rodeado de gente y nos gusta hacerlo.

Por este hecho, por el de ser seres sociales, dicen que uno de los principales escollos o problemas de un autónomo que se independiza profesionalmente y empieza con su proyecto – sueño – proyecto es la soledad. Esto, el de no alargar lo de trabajar en casa solos propició hace unos años e hizo que fuese algo que vino para quedarse, la creación de los coworkings.

Los coworkings o espacios de trabajo compartidos son el escenario perfecto para trabajar cada uno por su cuenta, en lo suyo, de forma autónoma pero no estar solos cuando se necesita o se quiere. Un coworking es el mejor lugar para trabajar solos pero con gente. Es estar con y cuando se quiere con quien se quiere. Es poder desarrollar tu sueño, tu proyecto, tu negocio y aún así, conocer a gente e incluso, tener sinergias.

Ahora, tras más de dos meses teletrabajando desde casa tanto para los que han estado solos como para los que están acompañados por familia, hace falta volver a trabajar en nuestros lugares habituales y compartir con otros profesionales sobre la situación, el qué hacer y también, algo muy saludable, retomar la rutina de levantarnos, vestirnos, salir para ir a trabajar… En conclusión, recuperar todo lo bueno y positivo que nos da un coworking.

La seguridad post-covid de un coworking

Queremos volver a nuestros coworkings y más de lo que se reconoce e incluso, creemos. Nos apetece pero ¿es seguro? Estamos aún dentro (y lo que nos queda) de la situación de miedo por un virus, el covid-19, que es muy contagioso a través de alto tan poco controlable como el aire que respiramos.

Todos los negocios y las oficinas tienen que tomar medidas realmente imprescindibles para evitar contagios y que volvamos a una situación dramática e insostenible. Tenemos que cuidarnos al mismo tiempo que volvemos a la normalidad profesional y laboral para que el entramado profesional no muera.

¿Qué hacer entonces? ¿Volvemos a los coworkings o seguimos teletrabajando aunque eso ya mine nuestra situación emocional, intelectual y mental?

Se puede volver a los coworkings y desde Goya Smart Coworking, lo aseguramos. ¿Por qué? Porque estamos tomando todas las medidas necesarias de seguridad e higiene para que todos estemos seguros.

Lo importante no es volver sino hacerlo sobre seguro. Se puede ir a las tiendas a comprar pero hay que ir protegidos y también que los propietarios de los establecimientos cumplan con las normas. Es responsabilidad de todos no volver hacia atrás y que vivamos otro cierre masivo de comercios y negocios.

En Goya Smart Coworking (como seguro en todo el entramado empresarial) estamos tomando las medidas de seguridad e higiene necesarias para que esto funcione y sobre todo, para que podamos trabajar seguros, tranquilos y también felices de volver a nuestra rutina. Relacionarnos entre nosotros nunca ha estado tan “entredicho” pero hay que volver a hacerlo con precaución pero sin miedo.

¿Qué medidas adoptar en un coworking en la era post-covid?

Aunque estamos preparando un post más detallado sobre las medidas específicas que hemos adoptado para que todos estemos seguros, podemos adelantar algunas de las más extendidas y consesuadas con todo el gremio de coworkings (en la adversidad lo mejor es unirse y generar alianzas fuertes).

Por supuesto, la más necesaria e imprescindible es la limpieza de las instalaciones de forma constante y exhaustiva. La desinfección diaria, tratar el mobiliario con productos recomendados y tener un excesivo cuidado en la limpieza es la base de todo.

Hay que tener en cuenta los servicios de cafetería y cocina en los coworkings en estos momentos y aunque sea un poco más incómodo, hay que valorar su cierre o uso restringido hasta que avancemos en esta situación.

Se harán mediciones de temperatura a los coworkers y también a las visitas de forma “no intrusiva”. Habrá geles desinfectantes en todo el espacio y se pedirá el uso de mascarilla cuando haya personas alrededor.

Las visitas se controlarán más y se restringirán si así se necesita. Las reuniones deberán ser más reducidas y quizás veremos cómo los grupos de charla de antes ahora tienen que ser más controlados y con mascarilla así como cumpliendo con la distancia de seguridad.

Estas medidas quizás no son las que todos querríamos tener en marcha pero sí son las más necesarias para que podamos volver a coger ritmo y re-incorporarnos a nuestras rutinas esas que quizás hemos criticado porque nos cansaban y ahora las echamos mucho de menos.

Los coworkings y Goya Smart Coworking en concreto estamos preparados para la vuelta.

Ir arriba