reinvención profesional

Reinvención profesional en la era post-covid19

La reinvención profesional puede llegarte en cualquier momento de tu vida y estar motivada por cualquier circunstancia. Todo es válido si estás persiguiendo tu sueño y pretendes que tu trabajo sea una parte de tu vida que te aporte felicidad además de dinero y recursos económicos.

Con las crisis y los momentos a priori de debilidad (aunque en el fondo son los de más fortaleza que existen) muchos negocios se ven avocados y no precisamente por malas decisiones sino por las situaciones generalizadas externas, al cierre (que no al fracaso porque ningún aprendizaje es un fracaso). Muchos profesionales, muy buenos profesionales, ven cómo sus actividades profesionales – roles – empleos quedan en suspenso o definitivamente, desaparecen.

Es un momento complicado y ahora estamos inmersos en uno de ellos pero a menudo los devaneos de la vida, los que más nos cuestan, traen escondidos un sin fin de oportunidades. Solo hay que estar bien despiertos para poder identificarlos y saber sacar partido positivo de ellos.

Hoy en día hay muchas oportunidades profesionales y debemos estar abiertos a la reinvención, al cambio. Un cambio de rumbo profesional puede suponer una vuelta de 180 grados a nuestra vida y que sin darnos ni cuenta además, seamos mucho más felices. Pasamos más de la mitad de nuestra vida trabajando y el tiempo que no lo estamos haciendo físicamente, nuestra mente está en ello con ideas, preocupaciones, etc. ¿Qué mejor que hacer realmente lo que nos gusta, nos apasiona y que se convierta en una diversión y motivación esto de ir a trabajar cada día?

Puede que parezca muy ilusorio y más en el escenario que estamos viviendo pero en realidad, no es un cuento sino que puede convertirse en tu vida. Solo hay que aprovechar los momentos y tener mucha valentía algo que estamos convencidos que te sobra.

¿Es el momento de tu re-invención profesional?

Si el covid19 o coronavirus ha puesto boca abajo tu negocio y tu proyecto, quizás es el momento de saber decir adiós y tomar la mejor decisión antes de que este te lleve. Un buen cierre a tiempo es todo una victoria y por qué no, puede que la oportunidad para reconvertir lo que estabas haciendo.

Un cierre ahora no significa tampoco cambiar radicalmente tu profesión o aquello que estabas haciendo. Se trata de aceptar la situación, evaluar los riesgos de continuar de la misma forma y hacer los cambios necesarios para que tu vida profesional goce de la mayor salud posible.

Hay quien una considera que una re-invención profesional es un cambio radical y a veces sí es así pero no tiene por qué serlo en todos los casos. Una reinvención profesional y un cambio de rumbo de tu proyecto puede albergar tanto como tú desees y estés dispuesto a implementar. Pero sea como sea, lo que queremos transmitir en este post es que aunque lo veamos complicado, desilusionante y desmotivador, los momentos complicados pueden suponer una oportunidad de cambio en positivo.

Modificación de rol – proyecto

Estamos viviendo una situación que jamás pensamos que viviríamos. El escenario ha cambiado y ahora que parece que todo empieza a coger ritmo, vemos los restaurantes cerrados si no tienen terraza, hacemos cola para entrar en las tiendas, tenemos horarios y restricciones de viajes… Así que seguramente, tu negocio / proyecto o profesión también se haya visto alterada.

Lo mínimo que te ha podido pasar es que estés teletrabajando algo que antes no ocurría y te has tenido que adaptar. Lo hiciste de forma rápida y ágil para poder continuar con tus funciones y tareas. No lo dudaste, no lo pensaste solo ejecutaste de cara a recuperar productividad. Pues en una reinvención profesional, debe ser igual.

Si ves que las cosas no funcionan, acéptalo y ponte a realizar cambios. Y si el espectro de ese cambio tiene que abarcar una modificación total, adelante también.

Re-invención de los coworking

Desde los coworkings, también estamos inmersos en cambios y modificaciones y es que las reinvenciones no son solo de personas únicas sino que los negocios se ven expuestos a ciclos.

Analizar por ejemplo tu público objetivo constantemente es una de las claves para estar actualizado y poder enfocar tu negocio a quien realmente lo va a consumir. Estar al día del mercado, del tuyo y también de la competencia hace que vayas adaptándote a lo que se espera de ti como negocio.

Con el coronavirus, los coworkings también hemos tenido que adaptarnos a las nuevas necesidades y hay partes de nuestros espacios que quizás por el momento tengan que verse modificados para cubrir las nuevas necesidades.

El teletrabajo ha imperado estos meses pero hay que volver a la normalidad. Una normalidad en la que los coworkings tienen más cabida que nunca. Las grandes oficinas y también las pequeñas quizás ya no pueden albergar a sus empleados y hay que tirar de espacios como los coworkings para simultanear el teletrabajo desde casa con un espacio profesional en el que estar concentrado o tener una reunión determinada. Quizás los eventos presenciales con muchos asistentes deban esperar pero estos espacios ahora se convertirán en lugares para hacer teleconferencias, por ejemplo.

La reconversión de negocios, modificar la forma de trabajar y adaptarnos también a las nuevas profesiones es necesario en todos los momentos de la vida pero aún más cuando el escenario exterior lo exige.

Que nada nos detenga, hay que continuar avanzando.

Ir arriba