saca el máximo partido a tu coworking

Saca el máximo partido a tu coworking

Trabajas en un coworking pero te limitas a ir, sentarte en tu sitio, trabajar y volver a casa o a tu vida fuera del coworking. Esta es una opción más que saludable si compartes espacio pero también existen otras alternativas con las que podrás explotar tu experiencia en un coworking y sacarle mucho más partido que solo disfrutar de tu mesa y silla. Hoy te mostramos cómo sacar el máximo partido a tu experiencia en un coworking.

Pasamos más de la mitad de nuestro tiempo trabajando así que… ¿qué tal si hacemos de ese tiempo ante todo, un tiempo agradable y después, le sacamos el máximo partido para todo lo que podamos? Suena un poco “interesado” pero en realidad es lo que debemos hacer. Trabajar hay que trabajar (todavía le damos vueltas a lo de si no trabajar es una suerte porque realmente desempeñar un rol profesional tiene muchos beneficios más allá de los económicos) así que ya que la mayoría tenemos que hacerlo (esto de trabajar) para vivir y pagar nuestras vidas, qué mejor que hacerlo de forma agradable y rentable en todos los aspectos.

Cada uno en “su oficina” (su espacio / lugar de trabajo) gozará de unas posibilidades que a veces (la mayoría) tenemos infravaloradas y no les sacamos todo el partido que podemos. Nos limitamos a ir a trabajar, realizar tareas y volver a casa. Estamos automatizados y a veces funcionamos como robots sin ver lo que está a nuestro alrededor y a nuestro alcance. Es una pena pero el ritmo diario en el que estamos inmersos y el volumen a veces demasiado exagerado de tareas diarias (muy por encima incluso de lo que somos capaces de acometer) hace que el estrés prolifere a sus anchas y que no podamos ni siquiera identificar lo que podemos disfrutar y que además, nos va a reportar beneficios en todos los ámbitos: personal y profesional.

Esto ocurre y mucho en las oficinas compartidas / espacios de coworking. Vamos a lo que vamos que es llegar, sentarnos en nuestro espacio, encender el ordenador y ponernos a trabajar. Todo lo que sea levantar la vista de nuestros papeles – ordenador pensamos que es malgastar o perder el tiempo y no lo contemplamos. Estamos muy equivocados. Más allá de nuestro monitor hay toda una vida que puede aportarnos mucho y de lo que deberíamos al menos, tener consciencia para cuando elijamos, nutrirnos.

Los espacios de coworking se idearon como espacios en los que crear una comunidad. Compartir espacio para trabajar es solo uno de los puntos de los mismos pero hay mucho más. Por supuesto, lo que hacer y de lo que disfrutar en ellos es una elección y también va mucho en las personalidades de las personas. Los más introvertidos suelen pasar desapercibidos y consideran el coworking como su espacio privado de trabajo sin más. Está bien. Los más extrovertidos suelen aprovechar más las posibilidades que brinda el espacio y el resto de personas que allí conviven. También está bien. Es todo una elección pero que sepamos lo que puede ofrecernos nuestro espacio. ¿Cómo hacerlo?

Space manager

En todos los espacios de trabajo compartido tendrás un space manager o persona que gestiona el espacio. Está ahí para todo lo que necesitemos así que vayamos a ellos cuando queramos algo o tengamos ideas. Se enteran de todo (un poco como el portero de tu edificio) y eso está genial porque si alguien del espacio necesita de un profesional como tú, lo sabrá y podrá decírtelo.

Conócelo y que sepa quién eres, qué haces, qué necesitas y mantente en contacto con él / ella. No tiene que ser tu nuevo mejor amigo pero sí tener ambos conocimiento del otro (no olvidemos tampoco que al espacio vamos a trabajar).

La cocina

Usa la cocina. Aprovecha algún día de la semana para comer allí. Toma café con más compañía que la de tu móvil. Levanta la cabeza de la pantalla y relaciónate. ¿Con quién? Con quien te apetezca. Poco a poco y según vayas conociendo a los habitantes del coworking como es lógico harás tu propia selección, todos lo hacemos pero un primer contacto educado siempre es necesario.

Comunicación interna

Seguro que en tu coworking hay algún medio de comunicación interna: mailing semanal, blog, whatsapp, redes sociales… Pregunta a tu space manager y elige el que más se ajuste a tu forma de trabajar.

Cuando lo conozcas, propón enviar quién eres y a qué te dedicas. Una buena presentación es genial y así os pondréis cara y roles.

Eventos privados

Otra de las actividades muy habituales de los coworkings es que se suelen organizar eventos privados como charlas, encuentros de networking, coloquios… estar atento de la programación y apuntarte al que más te interese será una forma de nutrirte de conocimiento y conocer a más profesionales de tu nicho.

Las otras zonas del coworking

Están para usarlas. Si en tu coworking hay una zona chill out, una de juegos, un sofá, una de lectura… ¡Están para usarlas! No es decoración así que aprovéchalas para hacer esa llamada y no molestar al resto de habitantes de tu sala, para descansar de una reunión o para simplemente, estar un rato. Son muy apetecibles y en ellas la creatividad surge a raudales.

Ahora ya conoces un poco más las claves para sacar más partido a tu coworking. Pagas una cuota por mucho más que una silla y una mesa con conexión a Internet así que por qué no aprovecharlo. En Goya Smart Coworking tenemos un planning de eventos muy interesante además de zonas comunes muy apetecibles. Nuestro space manager estará encantado de contarte. ¿Te vienes?

Ir arriba